Ni gente sin casa, ni casa sin gente

Bajo el lema “La vivienda es un derecho, no un negocio”,  militantes de Rosario para la Victoria y ciudadanos de diferentes barrios de la ciudad se manifestaron el pasado jueves 9 de junio frente a las puertas del Concejo Municipal -1° de Mayo y Córdoba- con el propósito de visibilizar una problemática que atañe a muchos: el acceso denegado a un techo digno.

Las fotografías de asentamientos y departamentos deshabitados más el color de los carteles con frases concientizadoras e información estadística rodearon el espacio donde se dio inicio al Primer Festival por el Derecho a la Vivienda. Pasadas las 16 h, militantes, músicos invitados y vecinos y vecinas alzaron sus voces para reclamar a los ediles el tratamiento urgente de dos proyectos de ordenanza que procuran la creación de la Defensoría Pública del Inquilino y una Tasa al Inmueble Ocioso.

08 Festival por acceso a la vvienda - Julian Miconi

Tras tomar el micrófono, Sebastián Artola -referente de la agrupación política organizadora- charló con Sin Cerco y profundizó sobre el tema: “A partir de esta intervención, buscamos desde Rosario para la Victoria  instalar en la agenda pública del Concejo Municipal y del gobierno local la necesidad de empezar a crear instrumentos que den respuesta a la dramática realidad habitacional que se vive en nuestra ciudad. Hoy en día, más 300 mil vecinos tienen negado su derecho a la vivienda, es decir, un tercio de la población y, por otro lado, hay alrededor de 70 mil departamentos desocupados, prácticamente la misma cantidad de familias sin techo propio”. Artola agregó que la raíz de esta situación es la desregulación del mercado inmobiliario y la ausencia del Estado municipal en tanto a la implementación de políticas públicas que defiendan a los inquilinos y pongan en sintonía y en relación la oferta y la demanda habitacional.

Cabe destacar que, en enero del 2015 el municipio presentó un modelo de contrato de alquiler a fin de evitar los abusos inmobiliarios, no obstante, el mismo es de carácter referencial y adopción voluntaria de las partes. Sobre dicho convenio, el politólogo sostuvo: “Al modelo no se lo toma en cuenta, no se lo considera. Forma parte de ciertas iniciativas que quedan en el testimonio y no se traducen en efectos concretos en defensa de los derechos de los inquilinos”. Asimismo, agregó: “La Defensoría que proponemos, tiene que ver con una herramienta superadora respecto a las instancias municipales que hoy existen, como lo es también el Consejo de Asesor de la Vivienda Única, que funciona desde el 2005 en el marco de la Oficina de Defensa al Consumidor. Nosotros proponemos dar un salto cualitativo con un organismo que no solo informe y asesore, sino que también regule, controle y sancione frente a los abusos de las inmobiliarias y que ofrezca una defensa jurídica gratuita en caso que se necesite”.   

06 Festival por acceso a la vvienda - Julian Miconi

Una problemática sin límite espacial

La militante y estudiante de Relaciones Internacionales de la Universidad Nacional de Rosario -UNR, María Belén O’Brien, hizo referencia a su experiencia como inquilina, la cual resume la realidad de miles de jóvenes que abandonan su suelo para capacitarse en el ámbito educativo de la ciudad rosarina. “Yo me he mudado cuatro veces desde que estoy acá, por problemas que he tenido en relación a inmobiliarias y dueños de departamentos. La realidad es que las condiciones de alquiler son, a veces, inaccesibles; hay un montón de clausulas donde el más afectado siempre termina siendo el inquilino al que se le restringe su derecho básico de la vivienda”.

Con respecto a los dos proyectos presentados desde su espacio político, la militante agregó: “Si se aprueban, será un primer paso, después la lucha estará en la efectiva aplicación y en que, cada uno de los vecinos de Rosario se comprometa para responsabilizar a los gobernantes, para que las instancias sean verdaderamente prácticas y efectivas”.

Por su parte, Pilar Colletti, estudiante de Trabajo Social y militante en el Barrio La Sexta, comentó sobre la situación que atraviesan los sectores más vulnerados: “Los vecinos vienen reclamando el problema habitacional, pero nosotros vemos que año tras año empeora. Muchas familias recurren a mudarse a otros lugares con parientes o amigos, debido a las condiciones de carencia propias de su barrio o porque evitan vivir todos dentro de una sola pieza. Por eso estamos acá, reclamando que la vivienda es un derecho del pueblo”.    

Fotos: Julián Miconi

Un comentario Agrega el tuyo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *